top of page

Acerca de

Protocolo Bodas

REGLAMENTO GENERAL:

Siendo el matrimonio un reflejo de Cristo y su Iglesia, se han establecido las siguientes normas para quienes deseen celebrar su boda en las instalaciones de la iglesia. 

 

  1. Las personas que van a contraer matrimonio deben ser creyentes, miembros de la congregación. Esto significa que ambos deben haber asistido a los cultos ininterrumpidamente por al menos dos años.

  2. El desarrollo de la ceremonia es estándar y será dada a conocer a los novios en una entrevista previa con el Pastor. 

  3. No se permite incluir videos, testimonios de terceros, votos confeccionados por los mismos contrayentes, números especiales ni otros.  La atención de la ceremonia es Cristo y Su Gloria.

  4. El vestido de la novia debe ser recatado, reflejando pureza y sensatez, para traer honor a Cristo y por respeto a la iglesia. 

  5. Se permite un solo fotógrafo oficial en el sector del altar, cerca de los contrayentes. Debe ser varón, vestido formalmente para la ocasión.

  6. Los asistentes no deben moverse de su asiento para sacar fotografías, con el fin de no causar interrupciones.

  7. En el caso que los contrayentes soliciten al Pastor celebrar su boda fuera de las instalaciones de la Iglesia, la ceremonia se regirá por las mismas normas mencionadas.  

PRINCIPIO BÍBLICO FUNDAMENTAL:

La ceremonia de bodas que se realiza en nuestra iglesia es entre un hombre nacido hombre y una mujer nacida mujer, de acuerdo al modelo Bíblico del matrimonio instituido por Dios. 

Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”

bottom of page